Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies

Que son las SPAM traps y cómo evitarlas

 Publicado 06-03-2015 por Raquel Salvador
«Volver atrás

En este post vamos a hablar de las SPAM traps o trampas para spammers. Son, por lo general, las direcciones de correo electrónico que utilizan los grandes proveedores de mail (Gmail, Hotmail, Yahoo...) y que no han sido creadas para comunicarse, sino para atraer SPAM. Hay que recalcar que nunca son publicadas, es decir, que no deberían recibir mails de otros individuos o corporaciones. Si esto llega a ocurrir, las trampas envían una a alerta a los proveedores, indicando al remitente cómo un potencial spammer.

Si envías cómo empresa o particular a una trampa y el proveedor de mail te cataloga en su lista de spammers, difícilmente podrás volver a entrar en sus cuentas.

Se distinguen, principalmente, dos tipos de SPAM traps: 

SPAM Traps simple o puro: Son cuentas de correo que se crean únicamente con el propósito de capturar a los spammers. Nadie sabe de su existencia. Por poner un ejemplo. Si tu creas una cuenta de correo y empiezas a recibir correos de publicidad o promociones si haber hecho publica información de esta cuenta, los remitentes de estos se consideran spammers. De esta misma forma, los grandes proveedores de mail crean cuentas al azar para cazar de esta forma. Si te cazan con una SPAM trap es muy probable que tu dominio web y tu IP se vean comprometidos.

SPAM Traps reutilizados: Son direcciones de correos que habían sido utilizadas, pero que por su abandono o desuso han pasado a formar parte de los proveedores y a reciclarse cómo SPAM Traps. Normalmente cuando una cuenta se ha abandonado, los proveedores informan de la inactividad de la cuenta. Si tu empresa insiste en enviar newsletters o campañas a esta dirección, puede que se te idientifique cómo un potencial spammer.

Para evitar las SPAM traps y que tu dominio o tu IP se vean afectados te damos 2 consejos básicos:

En primer lugar tienes que procurar limpiar tu lista o base de datos regularmente. Actualiza tus contactos con asiduidad y elimina aquellas cuentas que están obsoletas. Muchas de estas últimas pueden hacerse convertido ya en SPAM traps. Haz caso a los avisos de los proveedores y sácales antes que te perjudiquen. En este sentido no envíes mails a suscriptores muy antiguos que no tienen ninguna interacción con tus newsletters o campañas.

No compres bases de datos. Muchas de estas listas contienen direcciones antiguas o inactivas y que en muchos casos se hayan convertido ya en SPAM traps. Además las direcciones que reciban tus mensajes y que estén activas no son Opt-in, es decir, no quieren recibir tus comunicaciones y van a indicar tus mails cómo SPAM.

Esperamos, de esta manera, haber expuesto el tema de las SPAM traps de manera clara y simple. Recuerda tener limpias tus listas para evitar caer en trampas que van a poner en peligro tu negocio y tu tiempo! Saludos y adelante con tus campañas de email marketing!